Palabras de Bienvenida

Palabras de bienvenida a los estudiantes de educación Inicial y primaria

Abramos las ventanas del aula y dejemos que entre el sol.

Pongamos las tristezas a aún lado y habitemos un rincón para los pensamientos positivos en nuestras mentes.

Pongámonos a descubrir lo que no estamos bien. Sonriamos mucho. Reír sienta bien y contagia a las personas que están a nuestro alrededor.

Tengamos en cuenta que las obras más valiosas no se hacen de prisa, ni se completan en corto plazo.

Recordemos que un árbol que supera nuestro abrazo crece a partir de una pequeña semilla y un viaje de mil kilómetros empieza con un solo paso.

Aprovechemos este nuevo año escolar con buen humor, pensando menos en nosotros y un poco más en los demás, especialmente en ustedes niños.

Intentemos rodearnos de gente emprendedora y tenaz, para que juntos podamos transformar los nubarrones del horizonte en un tibio sol lleno de esperanza, con alegría, esfuerzo y optimismo transitemos juntos un excelente año escolar.

JUNTOS Y EN PAZ

El colegio abre sus puertas, para que puedan pasar, niños padres y docentes de la mano de la Paz., sin peleas, ni violencia, con amor y con paciencia construyamos entre todos una mejor convivencia.

El colegio abre sus puertas para enseñar y aprender.

¡Que nadie se quede fuera porque hay mucho que hacer!

Que la Sagrada Familia les bendiga y acompañe siempre

Madre Victoria Blanco
Directora

sagradafamilia

50 AÑOS DE VIDA RELIGIOSA

Con la Eucaristía se dio inicio al homenaje que se realizó a la Madre Hortensia Amboage por sus 50 años de vida religiosa. Celebrar “50 años de vida consagrada”, es una buena ocasión para retomar, meditar y dar gracias por el don de la vocación, que es pura gracia, don de Dios Padre y del espíritu santo que nos impregna con su gracia.

Es mirar la vida pasada y presente con los ojos de ese Dios que nos comprende y ama incondicionalmente. Hace 50 años, este Dios de misericordia, le miró, quiso contar con ella y le invitó para una misión especial.Acoger la invitación significó abandonar la barca de las seguridades y dejar a Dios realizar su proyecto en su vida.

La trayectoria de su vida, encierra un sentido profundo de todo lo que ha sido y ha hecho a lo largo de los años; pero lo importante, es y será el amor de Dios que dirige su vida y la cuida desde dentro. Sólo en torno a su gracia se va tejiendo la verdadera existencia y la misión como Misionera Hija de la Sagrada Familia de Nazaret.

Un cariño a nuestra escuela

DSC00269

Es necesario que los niños comprendan que la salud del mundo depende de todos nosotros, de lo que hagamos para conservar todo bien cuidado, bello y radiante. Hay que cuidar al mundo. La Tierra es nuestro planeta, cuidarla es nuestro deber.

Para conseguir que los niños tengan amor por la naturaleza el mejor camino es enriquecer sus vivencias, planificar actividades con el objetivo de enseñarlos a amar el medio ambiente, facilitar el contacto del niño con el campo, montañas, ríos, y todo lo que engloba la naturaleza, y darles la posibilidad de observar, preguntar, y expresar sus ideas en cuanto al tema.

Por eso es que en nuestro Colegio San Francisco Javier, rodeados por la naturaleza, apoyados por el amor, trabajamos y crecemos en comunidad para que nuestras vidas puedan contribuir a un mundo más justo, lleno de paz y esperanza.

Es muy importante que tanto los educadores como los padres enseñen a los niños y niñas desde pequeños a amar y apreciar el mundo natural y a actuar en correspondencia con estos sentimientos, contribuyendo a su cuidado y preservación. Estas nociones se relacionan estrechamente con el concepto de la paz, que implica, entre otras cosas, que el mundo natural permanezca bello y radiante.