Nazaret es casa de Paz

La comunidad del colegio SAN FRANCISCO JAVIER rechaza rotundamente todos los conflictos, violaciones, detenciones, manifestaciones y violencia que están ocurriendo en Venezuela, nuestro querido país.

cartel

Los docentes queremos educar para la Paz, queremos educar sin miedo…

La educación para la paz es la herramienta fundamental hacia el compromiso irrenunciable con los principios de la no violencia y una sociedad basada en la cultura de paz, el diálogo y la convivencia.

Coherentemente, la educación para la paz no puede entenderse o limitarse a la redefinición teórica de los conceptos y modos de entender las relaciones sociales, políticas, económicas y culturales si no va acompañada de una práctica de la acción que atraviesa desde el plano más personal al plano más global.

En este sentido, existen de muchos campos de trabajo por la paz como la educación para la resolución no violenta de conflictos, las teorías pacifistas y la desobediencia civil, la educación intercultural, etc.; apostar por una ciudadanía crítica y participativa y una educación para los derechos humanos y la comprensión internacional; una educación para el desarme y el desarrollo y solidaridad con los países oprimidos.

Así pues, hablar de paz no es sólo hablar de las relaciones armoniosas entre Estados. La paz empieza en nosotros mismos y en nosotras mismas, y en cómo nos relacionamos con los que tenemos alrededor. Somos responsables de que la paz sea una realidad si nuestro comportamiento es consecuente con la justicia social, el respeto étnico y cultural y la convivencia democrática.

Un mundo de paz, de convivencia, de justicia social y donde la discriminación racial, de género, religiosa, cultural o de cualquier índole no tenga cabida está por construir. Es la tarea a la altura de nuestro tiempo, participar en la construcción de alternativas porque otro mundo es posible.

Es necesario desarrollar una auténtica Cultura de Paz, para lo que se hace imprescindible que se dé, en cualquier sociedad, un movimiento educativo importante que trate de fomentar unos nuevos valores, actitudes, comportamientos, que se sustenten en el principio básico de la dignidad de todo ser humano: frente al uso de la violencia, el respeto a la vida y a la integridad de las personas, y de todos los derechos humanos; frente a  la competitividad, la cooperación a cualquier nivel; frente al conformismo, la capacidad crítica y la desobediencia ante todo aquello que perpetúe la injusticia; frente al individualismo, la comprensión de otros planteamientos diferentes a los tuyos; frente a la coacción y la amenaza, la libertad para todas las personas; frente a la discriminación, la igualdad entre hombres y mujeres, y entre personas de diferente raza y condición, frente a formas violentas de resolución de los conflictos, el diálogo como herramienta fundamental, frente a ideologías cerradas, el pluralismo como valor enriquecedor, que respete la diversidad. En definitiva, se trata de fomentar la tolerancia frente a la intolerancia.

En Nazaret estamos empeñados en fomentar esta cultura de Paz.

1001015_363545543772018_787174765_n frase-la-paz-no-se-escribe-con-letras-de-sangre-sino-con-la-inteligencia-y-el-corazon-juan-pablo-ii-171239 frase-maestro-rimpoche_1_1683150 frases

XVII Juegos Escolares

bienvenidos

Dentro de las instalaciones del Colegio Javier (Cancha Tecchada) se realizaron los XVII Juegos Escolares

El Consejo Integral Municipal de Educación Física y Deporte Escolar Carirubana (Cimefide) y el Instituto Municipal de Deportes de Carirubana llevaron las riendas de esta justa estudiantil, que se hará con miras a la fase regional.

Un agradecimiento a los representantes y profesores que colaboraron para llevar a feliz termino la inauguración de los juegos

 

NUESTRO ESTILO DE VIDA, UNA EXPERIENCIA DE FAMILIA… COMO EN NAZARET

La Vida Consagrada “es un don de Dios Padre a su Iglesia por medio del Espíritu”. Lo característico es la vivencia de los votos o consejos evangélicos y la vida en comunidad.

NUESTRO ESTILO DE VIDA, UNA EXPERIENCIA DE FAMILIA… COMO EN NAZARET

La comunión de vida, o la vida fraterna, es la característica más resaltante de la experiencia de Jesús, María y José en el hogar de Nazaret.

Se entiende claramente que la vida de familia es consecuencia de una convivencia de personas centradas, capaces de vivir en armonía consigo mismos y con los demás. Las relaciones interpersonales evidencian el equilibrio de la comunión interior que se vive antes de manifestarse al exterior.

En la casa de la Sagrada Familia, prevalece el amor, el respeto mutuo, la valoración, la cordialidad, la aceptación, la acogida, la hospitalidad, la sencillez en el trato, la comunicación y el diálogo sereno, la reconciliación y el perdón.

Reina un clima de libertad en el que desde la confianza cada uno se atreve a ser el mismo. Todos se consideran iguales en dignidad, pero diferentes en realidad. En lo distinto se hace propicio el crecimiento de todos.

La alegría y el buen humor, la capacidad de crear espacios lúdicos de expansión hacen crecer la unidad. El deseo del Padre Manyanet marca con sencillez la vida cotidiana.

El día lunes 3 se realizó un gran homenaje a todas las religiosas de nuestro Colegio San Francisco Javier, como una manera de reconocer todo el cariño que los distintos entes del colegio sienten por nuestras religiosas Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret, hasta ellas nuestro aprecio.