Familias en acción

Escuela para padres

Familias en acción y en misión

PROGRAMA DE ESCUELAS DE PADRES

DEFINICION

Espacio idóneo (físico y psicológico) para impartir de manera sistemática formación y capacitación a padres, madres, responsables o representantes, con el fin de que obtengan conocimientos sobre aspectos psicopedagógicos y ambientales y compartir todas aquellas vivencias que ayuden o faciliten el fortalecimiento de las relaciones familiares, y optimicen su calidad de vida, a través del desarrollo de un conjunto de habilidades y destrezas necesarias y dirigidas a lograr la educación y crianza acertada de niñas, niños y adolescentes.

Todo ello a la luz del Evangelio y de la concepción pastoral de la Iglesia Católica Venezolana.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Queremos una Escuela de Padres participativa, motivadora del diálogo, el trabajo cooperativo y que, a la vez, sea un motor de cambio y de aprendizaje. Pero, sobre todo, queremos que sea un ámbito de reflexión para que los padres, al fin, sean autónomos a la hora de analizar y solucionar las dificultades que vayan surgiendo, así como crear el clima necesario para favorecer el crecimiento equilibrado de sus hijos y mejorar las relaciones familiares.

Por otro lado, buscamos una Escuela de Padres flexible, capaz de adaptarse a los cambios necesarios para introducir las oportunas mejoras y para fomentar la participación de los padres a través de la aceptación de sus propuestas. Por otra parte, esta escuela no será improvisada: se planificará, se desarrollará y se evaluará para tomar decisiones sobre sus diferentes elementos en función de los resultados y las conclusiones que nos aporte la evaluación continua.

OBJETIVOS

  • Dar a conocer los lineamientos generales establecidos por la Iglesia de Venezuela para conducir a la familia hacia el modelo ideal de “Familia Iglesia Doméstica”
  • Aumentar la integración de los padres, madres, responsables o representantes en la parroquia y/o colegio, ofreciéndoles posibilidades concretas de formación y capacitación.
  • Ampliar y reforzar  el aprendizaje y la reflexión en temas relacionados con la educación y la crianza de los hijos en sus diferentes etapas evolutivas.
  • Promover el análisis y la discusión ante las graves situaciones a las que se encuentran sometidos nuestros niños, niñas y adolescentes en la sociedad actual, y la manera más adecuada para abordarlas desde la orientación humana y cristiana.